Tres de cada 10 nuevos empleos formales que se han generado entre 2012 y 2016 fueron consecuencia de las políticas de formalización de puestos laborales; hicieron crecer al empleo formal más que la economía en dicho periodo, de acuerdo con estimaciones de Citibanamex.

Arturo Vieyra, coordinador de la insitución financiera, explicó a Excélsior que a partir de datos del IMSS e INEGI, calculó que, de los 3.247 millones de empleos formales que se crearon de 2012 a 2016, 28% (casi 900 mil empleos) fueron por cambios en la condición de los puestos de trabajo;es decir que pasaron de la informalidad a la formalidad.

Añadió que 61% del nuevo empleo, obedeció al crecimiento económico observado en dicho periodo; el 11% restante se explicó por la expansión de los sectores con mayor intensidad en el uso de mano de obra.

Entre 2000 y 2011 el crecimiento de la economía era prácticamente uno a uno con la expansión del empleo del IMSS. Entre 2012 a 2016 se rompió esa tendencia. Por cada punto porcentual que creció el PIB, el empleo formal lo hizo a 1.4 puntos porcentuales. En este último periodo, la economía creció prácticamente la mitad que el empleo asegurado en el IMSS”, expresó Vieyra.

Consideró que la Reforma Laboral de 2012 y las distintas políticas de formalización aplicadas desde entonces explican el mayor dinamismo del empleo formal respecto al desempeño del Producto Interno Bruto.

Entre éstas se cuentan también “el Régimen de Incorporación Fiscal, los incentivos para el primer empleo, y las acciones de la Secretaría del Trabajo y del IMSS en inspección y fiscalización. Es decir, en toda esa dinámica de acciones de gobierno es que se inscriben esos 900 mil nuevos empleos que no se explican ni por el PIB ni por la estructura del empleo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here