Technology in the hands

Después de estar “charlando” ya en tres de mis artículos anteriores sobre la importancia que reviste el aprender a programar en las escuelas como el álgebra del Siglo XXI, e incluir listados con herramientas y consejos al respecto, debo además dejarles varios datos y un panorama de estatus laboral en el área. Como un punto de análisis se revisaron los datos que nos ofrece la Revista Computerhoy.com, que basados en la puntuación que HackerRank ha obtenido a través de diversos desafíos aplicados a programadores de diversos países, donde destacan los Chinos con el 100% de respuestas acertadas, y sorprendentemente los Estados Unidos caen en la posición 28 por debajo de Chile con la posición 27, los hindúes otra potencia en esta área queda en la posición 31 por encima de México que queda en el Rank 33. Esto que nos sirva para tener un panorama general de cómo anda México y Chile posicionado en esta área de las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación).

La demanda de programadores va en aumento, cada vez son más los dispositivos de uso común que requieren ser programados y reprogramados: celulares, vehículos automotores, refrigeradores, televisiones, entre otros muchos dispositivos de uso diario, así como el estar ofreciendo soluciones con aplicaciones de software. Para darnos un panorama general en lo laboral con respecto a este tema, en Argentina la demanda de programadores va en aumento “en el año 2016 quedaron 4 mil puestos sin cubrir, según la Cámara del Software y Servicios Informáticos (CESSI)”

Y, por otro lado, la tendencia no se da sólo en Argentina, México, Chile y otros países, sino que esto se puede observar a nivel mundial.

Una proyección de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos prevé que para 2020 habrá 1,4 millones de empleos en la industria de las ciencias computacionales, un sector cuyo crecimiento pronosticado es del doble del promedio nacional. Esto para que recapacitemos en las posibilidades laborales que se ofrecen. A todo ello, agréguele un ingrediente que le pone más “sabor al caldo”: el Teletrabajo, es decir, la posibilidad de trabajar en cualquier empresa del mundo, no importando donde se encuentre físicamente el trabajador y la empresa.

Para concluir invito a mi “veintiúnico” lector a que vea este video, con el que suelo abrir mis clases de programación, el cuál ayuda a describir un poco esta área, e intervienen personas de gran talento y consideradas “gurús” en el ambiente informático “Todo el mundo debería saber programar de Code org”: https://youtu.be/sDk1pTDPROI

La “charra” (anécdota):

Un buen día me encontraba en mi oficina 308 en el Departamento de Matemática y Ciencia de la Computación de la USACH,  estaba preparando algunos temas para el taller que iniciaría a impartir en próximos días, y llega el Maestro Jorge a invitarme a reunirme con él y unos amigos que semanalmente se congregan en el Club de la República, acepté la invitación ya que en mi País México también suelo reunirme semanalmente en un club con las mismas características, ya que es una gran Fraternidad presente en todo el mundo.

Ese día me la pasé de lujo, me trataron de una manera excelente y muy fraterna, por lo que decidí que estaría visitando el Club de la república dos o tres veces por semana. Los Chilenos con los cuales estuve reuniéndome me hicieron sentir como “el primero entre mis iguales” con un trato muy cordial, siempre con una gran deferencia a mi persona, con un porte amable y sobre todo la paciencia para enseñarme y explicarme. El “Club de la República” un verdadero recinto consagrado a la amistad y a la virtud, lugar de puros hombres libres y de buenas costumbres, donde se reúnen personas de buenos oficios. ¡Un verdadero ambiente de intelectualidad!

Pues bien, esa noche en el ágape y derivado del ambiente tan bonito y que disfrutaba al por mayor, decidí tomar unos buenos vinos Chilenos, debo confesar que tenía varios años sin tomar alcohol, y más años sin degustar un buen vino. Les diría que me tomé varias copas, pero sería quitar méritos a la cantidad de ingesta que tuve a bien hacer: me contaron casi tres litros de esa sabrosura de bebida espirituosa.

Pues como era de esperarse, al día siguiente en mi departamento, el cuerpo sin clemencia alguna reclamaba el pago de dicho exceso, castigándome con un dolor de cabeza y esa sed, sed de la mala, esta enfermedad tiene nombre en México, “la cruda” y en Chile, “la caña”. ¡Tenía mucha sed!

Por fortuna escuché la puerta de mi “roomie” (compañero de renta) que se abría, le grité:

“Vecino, tengo sed…no sea malo y tráigame una soda por favor”

  • Claro – respondió él.

Ya tendría de tomar, y eso me alegró, solo era cuestión de esperar a que fuera a la tienda de la esquina y me trajera una soda, del sabor que fuera, no importaba, solo requería acabar con mi sed. Después de esperar algún tiempo, por fin tocó a la puerta de mi habitación el “roomie” con una bolsa en mano, me la entregó, y me dio el dinero de cambio. Le di las gracias, y se retiró, abrí apresuradamente la bolsa y solo venía un paquete de galletas, si de galletas y no venía de tomar nada, ¡No venía la soda!

Pensé ¿Qué pasaría?, ¿Dónde quedo mi bebida?, y me puse a revisar las dichosas galletas y note que decía: ¡Galletas McKay SODA!

Es decir, me llevo unas galletas de marca SODA y yo esperando una bebida gaseosa que en el norte de México llamamos “SODA”. Tuve que tomar agua de la llave, que por cierto es muy fría por provenir de las nieves de la Cordillera de los Andes…

He ahí una jugada del destino y los nombres de productos…

¿Sabías que…?

En octubre de 2002, el gobierno federal de México a través de la Secretaría de Economía, y con la participación del sector empresarial, lanzó la política pública PROSOFT como el “Programa para el desarrollo de la industria del software” teniendo como objetivo, la creación de condiciones necesarias para que México contara con una industria de software competitiva a nivel internacional en el mediano plazo.

En su tercera fase de la evolución, lanzada el 22 de julio de 2014 a través de la agenda sectorial para el desarrollo de tecnologías de la información en México (PROSOFT 3.0) se busca posicionar al país a través de ocho estrategias. Mayor información consulta en =è https://prosoft.economia.gob.mx/

Fuentes:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here