La poesía suele proyectar las emociones y pensamientos de su autor. De alguna manera, refleja el mundo interno del Poeta: sus experiencias y sensibilidad. Además, hay Poetas, como Raúl Manríquez Moreno, que sus intuiciones y sensibilidad le permiten expresar las experiencias profundas de los otros y otras. Logra universalizar su experiencia de la muerte a nuestra experiencia de la muerte, de tal manera, que refleja la experiencia humana. En cada uno de sus poemas hay una parte de Raúl muy concreta y referencial, pero también, una parte de ti, de mí, de nosotros…y ésta es considero, la riqueza de este poemario. Raúl desvela que la urdimbre de la vida también abarca a la muerte: “Alguien muere y con él mueren sus muertos otra vez, los que han vivido tercamente en la memoria, esa otra forma de existir también finita, también fugaz y dolorosa en el frágil andamio del desvelo o en la sustancia desleída de los sueños”[1].

La Alquimia de la muerte va desgranando nuestras emociones, pensamientos, incertidumbres y vacíos cotidianos expresados de manera estética…¿Es su poesía filosófica o es una filosofía poética? ¿pretendió Raúl hacernos reflexionar de manera poética? quizás tocar el tema de la muerte sea más asequible a través de la poesía que de la filosofía, no lo sé, pero seguramente refleja esa familiaridad mexicana de jugar, de sonreír y de hermanarnos con la muerte, un “Antídoto de la entropía, la muerte es vigor y movimiento, renuevo de la vida, su imperiosa mano abre lugar a la sangre que renace palpitante”[2]. Y por otra parte, la poesía de Alquimia de la muerte, exorciza nuestros miedos y dolores más profundos…“una alquimia sin conjuros ni secretos hierba turgente que germina en la hojarasca”[3] que nos hace comprender que vivir y morir es vivir y morir en convivencia, es pasar la estafeta de la vida: “cuerpos ruinosos que abren paso a la perpetua juventud. La vida colectiva que perdura al atinado concierto de la muerte”. [4]

La muerte es también una pregunta para la vida. Sentir la proximidad de la muerte, acompañar al ser amado en el lecho de muerte, en ese pasar y “alcanzar la orilla que al otro lado se insinúa[5], es reflexionar en la propia vida: “Entender ahora, acaso demasiado tarde, que había que buscar en lo sencillo, en el ocio alborozado de las calles, en el paisaje cotidiano y gris, en el camino polvoriento y malogrado, en el rústico plato de lentejas”[6]

No se piense que van a encontrar una esperanza ingenua en estos poemas. Raúl no ofrece tregua cursi. No habla de una trascendencia con trompetas y paz inconmensurable. La trascendencia el autor la mira, con énfasis, en la memoria de los vivos: “sentir calladamente que la vida es esto: un rosario de recuerdos desteñidos, una llovizna triste o un trazo iridiscente en el cielo encapotado, un relámpago que alegre se descuelga”[7]No descarta el sentido de trascendencia como encuentro y continuidad, pero no es desde una cosmogonía judeo cristiana; con frecuencia lo expresa como la otra orilla, como el último portón, así tímidamente, porque quizás cuestiona, duda, teme, siente el vacío: “Hay miedo, sí, e incertidumbre, acaso un titubeo de las creencias, un fugaz quebranto de la fe al momento de cruzar el último portón, (…)”[8].

Alquimia de la muerte, habla de la transformación de la muerte y de la vida, de nuestras emociones, anhelos, esperanzas y vacíos cotidianos ante el dolor de la pérdida, y algo que me parece sumamente interesante, es una poesía que cuestiona, que hace sentir y que te deja pensando: “Y si es acaso -¿cómo saberlo?- que la energía tiene conciencia y unidad, memoria de los siglos, seremos ánimas de luz, fantasmas que aletean entre los astros, frutos dorados que brillan para siempre”[9].

Bibliografía

Raúl Manríquez. Alquimia de la muerte”. Chihuahua: colección Flor de Arena, 2017.

[1] Manríquez Raúl. “Alquimia de la muerte”, (Chihuahua: colección Flor de Arena, 2017) 18

[2] Loc. Cit.,19

[3] ídem

[4] ídem

[5] Loc. Cit.,15

[6] Loc. Cit.,17

[7] Loc. Cit.,14

[8] Loc. Cit.,16

[9] Loc. Cit.,23

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here