Conforme Facebook intentaba convertirse en el servicio predominante de redes sociales, firmó acuerdos destinados a brindar a fabricantes de teléfonos y otros dispositivos acceso a vastas cantidades de la información personal de sus usuarios.

En el curso de los últimos 10 años Facebook llegó a asociarse compartiendo datos con por lo menos 60 fabricantes de aparatos —entre ellos Apple, Amazon, Blackberry, Microsoft y Samsung—, desde antes de que las aplicaciones de Facebook estuvieran ampliamente disponibles en los teléfonos inteligentes, dijeron funcionarios de la compañía. Dichos acuerdos permitieron a Facebook aumentar su alcance y a los fabricantes de dispositivos ofrecer a los clientes elementos populares de la red social, como mensajería, botones de “me gusta” y directorios telefónicos.

Pero las colaboraciones, cuya magnitud no se había reportado, despiertan inquietudes respecto a las protecciones sobre privacidad de la compañía y si ésta acata el decreto sobre consentimiento de la Comisión Federal de Comercio de 2011. Facebook dio a las empresas de dispositivos acceso a los datos de los amigos de los usuarios sin el consentimiento explícito de éstos, inclusive después de declarar que ya no compartiría dicha información con terceros. Algunos fabricantes podían capturar información personal incluso de amigos de los usuarios que creían haber prohibido compartir algo, determinó el New York Times.

La mayoría de los acuerdos siguen en vigor, a pesar de que en abril Facebook empezó a reducir su alcance. Legisladores y reguladores empezaron a poner cada vez más bajo la lupa a la compañía a raíz de que en marzo una empresa de asesoría política, Cambridge Analytica, utilizó en forma indebida los datos privados de decenas de millones de usuarios de Facebook.

En el subsecuente furor, los directivos de Facebook señalaron que el tipo de acceso que Cambridge explotó en 2014 se había retirado para el año siguiente, cuando Facebook prohibió a los desarrolladores recolectar datos de los amigos de los usuarios. Pero los funcionarios de la empresa no revelaron que Facebook había exentado de dichas restricciones a los fabricantes de celulares, tablets y demás hardware.

La compañía considera extensiones de Facebook a sus socios relacionados con los dispositivos, al contribuir a brindar servicio a más de dos mil millones de usuarios, dijeron funcionarios.

Varios socios referentes a los dispositivos pueden capturar el estado de las relaciones, la religión, las inclinaciones políticas y los próximos eventos de los usuarios de Facebook, entre otros datos. En pruebas efectuadas por el Times se mostró que los socios solicitaron y recibieron información de la misma manera en que lo hicieron terceros.

La postura de Facebook de que los fabricantes de dispositivos no son terceros permite a los socios llegar aun más lejos, descubrió el Times: pueden obtener datos sobre los amigos de un usuario en Facebook, inclusive los que han denegado a Facebook el permiso para compartir información con terceros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here