México— El Partido Humanista, el cual atraviesa por un periodo de liquidación calificado por el propio Instituto Nacional Electoral (INE) como desastroso, tiene al menos 30.6 millones de pesos en adeudos de impuestos, multas y cuentas por pagar.

A eso se suma 78 trabajadores del partido que actualmente tienen un juicio pendiente por resolverse en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, por lo que la cifra final de adeudos podría ser todavía mayor.

Este miércoles, el Consejo General del INE revisará un informe presentado por el interventor Dionisio Ramos sobre el estado que guarda el proceso de liquidación del partido, el cual inició hace casi 3 años y por el que el árbitro electoral ha desembolsado, hasta ahora, 60.4 millones de pesos.

De acuerdo con el informe, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del extinto partido tiene pendiente por saldar y reintegrar 18.9 millones de pesos, de los cuales 4.2 millones son de adeudos con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), y 14.4 millones de multas impuestas por el INE que no ha terminado de pagar.

Además, tiene pendiente por reintegrar 104 mil pesos en concepto de viáticos, 52 mil pesos de la renta de una bodega y 25 mil pesos de reserva de papelería.

A nivel estatal, por otra parte, los comités del Humanista adeudan, en conjunto, 3.6 millones de pesos a las autoridades fiscales, en concepto de impuestos; así como 8 millones 48 mil pesos en multas impuestas por organismos públicos locales electorales.

Asimismo, hay 78 trabajadores, de 11 entidades del País, que están a la espera de que la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje determine la situación de su liquidación.

Reforma publicó la semana pasada que, de enero de 2016 a mayo de 2018, el INE ha pagado 60.4 millones de pesos al interventor Ramos para que lleve a cabo la liquidación del referido partido político.

Al respecto, consejeros electorales del INE reconocieron que el proceso para liquidar al Partido Humanista ha sido desastroso, por lo que el organismo analiza delegar ese tipo de procedimientos al Servicio de Administración y Enajenación de Bienes de la Secretaría de Hacienda, en lugar de pagarle a un interventor.

“Es desastroso para el Instituto no haber terminado ese procedimiento. Es muy oneroso. En mi opinión, debió terminar hace año y medio”, comentó el consejero Marco Baños la semana pasada.

En la actualidad, el INE ha iniciado el proceso de liquidación de los partidos Nueva Alianza y Encuentro Social, los cuales no obtuvieron la votación necesaria, el pasado primero de julio, para mantener el registro como fuerzas políticas nacionales.

A la espera de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determine el futuro de ambos partidos, los interventores que se encargarán de la liquidación son Jorge Chessal Palau, para el Panal, y Raúl Martínez Delgadillo, para el PES.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here