Como bien sabes, a últimas semanas se ha viralizado en las redes el desafío Kiki Challenge, el cual consiste en salir de un auto en movimiento y bailar la canción de Drake ‘In my feelings’.
Aunque puede sonar un reto inocente, casi se cobra la vida de una joven que intentó realizarlo con sus amigos.

De acuerdo con información de WQAD, el pasado 23 de julio Anna Worden, de 18 años, estaba pasando el rato con sus compañeros cuando pensó que sería buena idea realizar el ‘juego’, sin imaginarse que sería el peor error de su vida.

Al salir del coche para hacer una coreografía, la joven se tropezó y se golpeó la cabeza contra el asfalto, fracturándose el cráneo y sufriendo una hemorragia cerebral, indica el portal de noticias Excélsior.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here