Nueva York.- Un juzgado de Nueva York celebra este miércoles la última audiencia del caso del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán antes de que arranque el juicio el próximo 5 de noviembre con la elección del jurado.

El abogado de Guzmán, Jeffrey Lichtman, reiteró ante reporteros reunidos afuera del juzgado que no tenían tiempo suficiente para preparar la defensa.

“Es demasiado grande, en mi estimación, para hacerse completamente”, afirmó.

El juicio de “El Chapo” podría durar hasta cuatro meses. Debido al historial de violencia de Guzmán, los fiscales tomaron medidas extraordinarias para proteger a los testigos y han ocultado sus identidades tras una densa cortina de hermetismo.

Sin embargo, los documentos judiciales públicos y los reportes en los medios han proporcionado pistas acerca de cuáles de los antiguos aliados, rivales y subordinados de Guzmán podrían terminar compareciendo cuando comience su proceso en el Juzgado Federal de Distrito de Brooklyn el 5 de noviembre.

Entre ellos, estima The New York Times, podrían estar los hermanos Pedro y Margarito Flores, dos de los narcotraficantes más poderosos de Chicago.

También podría testificar Vicente Zambada Niebla, hijo de Ismael Zambada García, y Dámaso López Serrano, hijo de Dámaso López Núñez, quien se entregó a los agentes fronterizos estadounidenses de Calexico en junio de 2017.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here