En el desarrollo del Juicio Oral seguido en su contra, la FEM acreditó que el 10 de junio del 2017 el acusado privó de la vida a la víctima golpeándola con un block en la cabeza y posteriormente cortó partes de su cuerpo con un machete.

El ahora sentenciado, fue detenido en flagrancia cuando aún se encontraba en el domicilio, luego que un vecino escuchó los gritos de auxilio y alertó a las autoridades policiacas sobre el suceso.

Las investigaciones ministeriales, revelaron que el agresor ejercía violencia de forma regular contra su madre pero nunca lo denunció por temor.

Al término del proceso, el Tribunal encontró suficiente evidencia para declarar al acusado penalmente responsable del delito de homicidio agravado y calificado contra su progenitora, por lo cual habrá de pasar 55 años en prisión.

Dentro de la resolución judicial, se señala que el sentenciado deberá cumplir un pago de 809 mil pesos por concepto de reparación del daño según lo marca la Ley de Justicia Restaurativa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here