Estos depósitos están compuestos de colesterol, calcio y otras sustancias de la sangre y se denomina “placa aterosclerótica”. El problema de los depósitos de placas es que pueden bloquear las arterias coronarias, lo cual provoca rigidez e irregularidad y se conoce, precisamente, “endurecimiento de las arterias”.

Las obstrucciones pueden aparecer en una arteria o en varias al mismo tiempo. Así, los depósitos estrechan lentamente las arterias y hacen que la zona afectada reciba menos sangre y, en consecuencia, oxígeno.

Las patologías de obstrucción de las arterias se pueden prevenir y tratar, pero es importante la conducta y disciplina del paciente. Uno de los elementos centrales en este proceso es la alimentación, que puede ser altamente beneciosa o perjudicial, de acuerdo a los productos que la persona elija consumir.

Algunas recomendaciones

Los alimentos ricos en grasas saturadas encabezan la lista de comidas que impactan negativamente en la salud en este aspecto y que se deben evitar. La mayoría de los derivados de los animales contienen esta clase de componente, algo que se debe tener en cuenta al momento de consumirlos. Las carnes rojas, la leche entera, la mayoría de los quesos y la manteca se encuentran dentro de este grupo. Asimismo, los alimentos fritos son una de las principales fuentes de este tipo de grasas. Según explica la Asociación Americana del Corazón, una entidad estadounidense, las grasas saturadas
contribuyen al incremento del colesterol y, en consecuencia, aumentan el riesgo de obstrucción arterial.

Es por eso que los especialistas recomiendan mantener las carnes altas en grasa, como el hígado, carne rojas y de aves de corral con carne oscura, en un mínimo plano dentro de la dieta diaria. En cambio, es preferible optar por otros platos, como alimentos cocidos a la plancha o al vapor en lugar de los fritos como papas, aros de cebolla o las carnes fritas rebozadas.

Por otro lado, las grasas saturadas se encuentran también en tortas comerciales, galletitas y snacks, por lo que es fundamental reemplazar estos alimentos con frutas y verduras preparadas naturalmente. Las opciones saludables representan una alternativa ideal frente a las comidas rápidas que se suelen consumir. De esta forma, los pacientes protegen
la salud de sus arterias y así la salud general.

Otro tipo de grasas que están presentes en los alimentos y que pueden tapar las arterias son las conocidas como grasas trans. Se trata de aceites parcialmente hidrogenados, elaborados a partir de aceites líquidos que son procesados con el agregado de hidrógeno para solidicar los a temperatura ambiente y además para que tengan un mayor rendimiento
comercial, ya que demoran más en deteriorarse.

Entre los alimentos que contienen grasas trans se encuentran la margarina, la manteca vegetal, las donas, las tortas, la pizza, las galletitas y crackers preparados comercialmente, así como también las comidas rápidas fritas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here