En la mañana del 11 de noviembre un sismo recorrió el mundo, resonando más de 20 minutos, informa National Geographic.

El fenómeno inició en las costas de Mayotte a unos 24 kilómetros de la isla francesa situada entre África y el extremo norte de Madagascar, recorrió el mundo activando los sensores de Zambia, Kenia y Etiopía, recorriendo los océanos hasta llegar a España, Chile, Nueva Zelanda e incluso se sintió en Canadá y las islas de Hawái, a más de 17 mil 700 kilómetros de distancia.

Este fenómeno ha sido estudiado por científicos pero todavía no saben a ciencia cierta el motivo, este duró 20 minutos, pero todavía lo más extraño es que ningún habitante se percató de este suceso.

Solo un seguidor de los terremotos, identificado en Twitter como matarikipaxreportó el incidente a través de su red social, publicando una imagen de las ondas detectadas por los sismógrafos del Servicio Geológico de Estados Unidos.

Los científicos comentaron que las ondas pudieron estar relacionadas con un enjambre sísmico que ha afectado a la isla Mayotte desde mayo pasado. El problema es que su frecuencia ha disminuido en los últimos meses y no hubo ningún sismo tradicional en la isla cuando comenzó el enigmático fenómeno del 11 de noviembre.

La Oficina de Investigaciones Geológicas francesa dijo que puede que en la costa de Mayotte se esté desarrollando un nuevo centro de actividad volcánica y que las ondas pudieron apuntar a un movimiento magmático en el mar.

Por otro lado algunas teorías suponen a que la onda pudo ser provocada por la caída de un meteorito sobre el Índico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here