El elegante John Gotti, el fallecido gánster que se describía a sí mismo como el dandi “Dapper Don”, era conocido por sus trajes hechos a la medida, sus corbatas de seda con pañuelos de bolsillo a juego y sus zapatos fabricados a mano.

Pero el presunto capo Joaquín “El Chapo” Guzmán, cuyo éxito financiero alguna vez lo llevó a la lista de multimillonarios de la revista Forbes, ha caído definitivamente más bajo durante su juicio en Nueva York, según uno de sus abogados.

Aunque con su riqueza Guzmán pudo haber pagado los mejores trajes, el diminuto acusado originario de un pueblo en las montañas de Sinaloa, en el norte de México, siempre pareció preferir estruendosas camisas de seda con vaqueros o pantalones oscuros, de acuerdo con fotografías de él tomadas a lo largo de los años.

En su juicio de alto perfil en la sala 8D de la corte de distrito de Brooklyn, Guzmán ha usado trajes a la venta en Kmart.

“Los traemos. Los limpiamos”, dijo el abogado defensor Eduardo Balarezo sobre los cinco trajes de supermercados elegidos por el equipo legal de Guzmán. “Suficiente ropa que él puede ir rotando”.

Guzmán, de 61 años, fue alguna vez considerado el mayor traficante de droga del mundo. Él se ha declarado inocente de los cargos de tráfico de drogas, conspiración para asesinar rivales, delitos relacionados con armas y lavado de dinero.

Su imagen más modesta en la corte es un fuerte contraste, considerando que Guzmán supuestamente dirigió su cartel como un director ejecutivo, generando tanto dinero que en 2009 llegó a la lista de multimillonarios de Forbes, junto a Warren Buffett y Bill Gates.

Él supuestamente ganó casi 14.000 millones de dólares como líder del cartel de Sinaloa y solía usar una pistola decorada con diamantes y un rifle de oro, de acuerdo con los fiscales. Los testimonios dibujan un extravagante estilo de vida con zoológicos privados, casas de playa de millones de dólares y aviones desvencijados repletos de dinero.

Durante dos décadas, se dice que Guzmán transformó el cartel de Sinaloa en una de las organizaciones criminales más importantes del mundo, de acuerdo con expertos. Su dominio del comercio internacional de cocaína comenzó con la implementación de una estructura de liderazgo más horizontal, además de su supuesta inclinación a la violencia y su generosidad con los funcionarios públicos corruptos.

El caso contra Guzmán se basa en parte en el testimonio de más de una decena de testigos, incluidos antiguos socios del cartel ya encarcelados o a quienes se les han otorgado nuevas identidades y han sido reubicados por el gobierno de Estados Unidos.

Durante el juicio, Guzmán se presenta vestido con trajes y corbatas negras. Él siempre mira con adoración a su esposa y ex reina de belleza, Emma Coronel Aispuro, habitual en la sala.

El tema surgió el jueves cuando un reportero fuera de la corte le preguntó a Balarezo quien le elegía la ropa al acusado.

Balarezo no dijo cuánto se había gastado en el vestuario del Chapo para el juicio que se espera dure cuatro meses. El abogado declinó hablar del estilo de ropa preferido de Guzmán.

“Tenemos cosas mucho más importantes de qué hablar ahora”, dijo. “Eso sería lo último de lo que hablaríamos”.

En la corte, se puede ver a Balarezo ajustando la corbata de Guzmán antes de que inicien los procedimientos. El jueves, sin embargo, el acusado no llevaba corbata.

“La camisa que lleva hoy desafortunadamente está algo apretada”, dijo el abogado.

El aspecto atenuado de Guzmán en la corte podría haber sido diseñado para reflejar lo que él mismo ha descrito como sus humildes orígenes en su natal Badiraguato, Sinaloa, donde él solía vender naranjas cuando era niño. La falta de oportunidades de empleo lo orilló a vender drogas, ha dicho Guzmán.

El Chapo fue extraditado a Estados Unidos el 19 de enero de 2017.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here