El científico fue diagnosticado con esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad degenerativa que se fue agravando con el paso de los años, hasta dejarlo paralizado. Debido a su enfermedad tuvo que comunicarse mediante un dispositivo generador de voz.

Una de sus más grandes aportaciones a la ciencia se dio en 1971, junto a Roger Penrose. Ambos comprobaron el primero de muchos teoremas de las singularidades espaciotemporales, dentro de la teoría de la relatividad general. Años después propuso la emisión de radiación de los agujeros negros, que actualmente se conoce como radiación Hawking.

En 1979 se unió al departamento de Cambridge, donde fue profesor emérito de matemática aplicada y física teórica, hasta antes de su muerte y publicó varias obras científicas, entre ellas: “Breve historia del tiempo” (1988), “El universo en una cáscara de nuez” (2001) y “Brevísima historia del tiempo” (2005).

Stephen Hawking murió a los 76 años de edad, el 14 de marzo de 2018, en su casa de Cambridge. Mediante un comunicado, su familia dijo que “expiró en paz” y no dio las causas de la muerte.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here