“Lo que se pretende con la supuesta crisis humanitaria es lo que se dice ‘poner los caballos por delante’, (…) ellos pretenden imponer un falso positivo que les permita, tal como dijo John Kelly en octubre de 2015, el ex jefe del Comando Sur de Estados Unidos, intervenir a Venezuela”, denunció Rodríguez en declaraciones a la televisión RT.

En Venezuela, aseveró, “no hay crisis humanitaria” al tiempo de reconocer que en el país caribeño “se han causado heridas sociales producto del bloqueo” occidental.

“El Gobierno revolucionario del presidente Nicolás Maduro ha atendido directamente a los sectores más vulnerables, a los sectores que se han visto más afectados por el bloqueo de alimentos, por el bloqueo de medicamentos”, señaló la alta funcionaria, y calificó los informes de una supuesta crisis humanitaria de “una gran farsa”.

La vicepresidenta venezolana consideró que Estados Unidos y los países de la Unión Europea “no entienden que el mundo ha cambiado”.

“Pretenden andar amenazando a los países independientes, autónomos, soberanos. Eso en Venezuela no va a pasar, ni siquiera por la vía de la extorsión y chantaje que ha significado el grave y criminal bloqueo comercial y financiero que hay contra Venezuela”, puntualizó.

Al mismo tiempo, saludó la iniciativa de los Gobiernos de Uruguay y México, junto con Caricom y Bolivia, el denominado Mecanismo de Montevideo presentado esta semana, que debe permitir “seguir avanzando y buscar un clima que permita que la oposición venezolana se siente a una mesa de diálogo buscando entendimiento y se aleje la locura de una intervención militar”.

Venezuela atraviesa una crisis política que se agravó el 23 de enero, después de que el jefe de la opositora Asamblea Nacional (Parlamento unicameral, declarado en desacato en 2016), Juan Guaidó, se autoproclamara “presidente encargado” del país.

Inmediatamente fue reconocido por Estados Unidos, 11 de los 14 países integrantes del Grupo de Lima y la mayoría de los Estados miembros de la Unión Europea, con algunas excepciones como Italia.

Rusia, así como Bolivia, China, Cuba, Irán, Turquía y otros países, reafirmaron su respaldo al actual Gobierno venezolano.

Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien asumió el segundo mandato el 10 de enero, calificó la declaración de Guaidó como un intento de golpe de Estado y responsabilizó a Estados Unidos de haberlo orquestado.

El Mecanismo de Montevideo consta de una propuesta en cuatro fases: diálogo inmediato, negociación, acuerdos e implementación para que las partes enfrentadas en Venezuela encuentren una solución a la crisis con acompañamiento internacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here