En un documento de 17 páginas, están consignados los desafíos que plantean la defensa, la lucha contra la impunidad y la corrupción, el incremento de la violencia y la necesidad de reducir la brecha de desigualdad particularmente en zonas rurales.

Igualmente, se presentó un capítulo especial por segundo año consecutivo, respecto a la implementación del acuerdo de paz entre el gobierno y las Farc. Desde el análisis a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) hasta los detalles más destacados respecto de la violencia en medio de la tensa paz que vive el país.

  • El informe registró que fueron asesinados 110 defensores de derechos humanos, 27 % de los casos registrados afectaron a personas defensoras de los derechos humanos pertenecientes a pueblos indígenas (18 casos) o afrocolombianas (12 casos), lo que demuestra que algunas comunidades étnicas se ven más afectadas que otras, dice el documento. Asimismo hubo un aumento de otros tipos de agresiones, tales como amenazas, intentos de asesinato y violaciones de los derechos a la intimidad y a la propiedad.

De acuerdo a la información recopilada sobre las posibles motivaciones de estos asesinatos, 66 % estaría relacionado con la denuncia u oposición al accionar criminal, los efectos de la violencia que afecta a la población en general o el apoyo a la implementación del Acuerdo, y más concretamente la sustitución de los cultivos ilícitos.Se registraron homicidios relacionados con este último motivo en el Cauca y Putumayo. Dichos asesinatos ocurrieron en 24 departamentos del país, concentrándose principalmente en Antioquia, Cauca y Norte de Santander con 37 % del total de casos registrados en 2018.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here