El jueves el Departamento de Transporte cumplió su promesa de cancelar un subsidio de casi mil millones de dólares que hubiera contribuido a pagar el tren bala de California, lo que constituye un golpe más para el ambicioso proyecto de ferrocarril de alta velocidad cuyo objetivo es conectar Los Ángeles con la región de la Bahía de San Francisco.

En oficio dirigido a funcionarios estatales, la Dirección Federal de Ferrocarril notificó haber tomado la decisión definitiva de cancelar el acuerdo de canalizar a la Autoridad para el Ferrocarril de Alta Velocidad de California  928.6 millones de dólares destinados a la primera fase del proyecto.

En la misiva, los funcionarios federales señalaron que California “no había acatado en repetidas ocasiones” las estipulaciones del convenio original del 2010 “y no ha registrado avances razonables en el proyecto”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here